EL QUIEBRAJANO BAJO MIS PIES

EL QUIEBRAJANO BAJO MIS PIES

miércoles, 25 de mayo de 2011

TRANCO DEL LOBO -REPISA DE LOS MAQUIS

El punto de inicio de esta ruta se encuentra pasado las navas de san Pedro un poco antes de llegar a la  trinchera.
Pasaremos por sitios emblemáticos del parque como vado carretas, el río Guadalentin y los impresionantes cortados del tranco del lobo.
Empezamos descendiendo entre encinas por el antiguo camino de nava san Pedro a vado Carretas hasta situarnos cerca del cortijo de vado Carrtetas, un poco más abajo se une el arroyo san Pedro con el Guadalentín.
Para pasar a la otra orilla del río  lo cruzamos por un derruido y rudimentario puente en malas condiciones y seguimos por la  pista que viene del barranco del Guadalentín y sigue hasta el embalse de la Bolera "la cañada del Mesto" entre los cortados del tranco del Lobo y la preciosa cerrada de la Canaliega.
Nos salimos de la pista por una senda muy difuminada hasta divisar el bonito enclave donde se sitúa el antiguo cortijo de poyo Tribaldo, desde aquí comienza una continua subida, donde gozaremos de las vistas del calar de Juana y la cerrada de la Canaliega o camino de los pescadores el cortijo del Raso del Peral  encaramado al borde de la cerrada, vemos también como cede sus bravas aguas el arroyo de los tornillos de Gualay a través de un sinuoso cañón, al Guadalentín.
Salvado bastante desnivel nos colocamos en la meseta donde se encuentran unas antenas cerca de la Sabinilla, el andar se hace agradable con herbosas praderas y sin desnivel nos dirigimos hacia el tranco del lobo.
La llegada a la repisa y el tranco impresiona y sobre todo acercarse a los cortados, existen unos paneles informativos haciendo mención de los últimos maquis por estos lugares donde tubieron que refugiarse de las continuas persecuciones durante la posguerra.
Toda esta etapa oscura de nuestra historia la explica excelentemente en su libro mi paisano Luis Miguel Sanchez Tostado," la Guerra no acabo en el 39"
En  este idílico rincón bien merece la pena sentarse y obserbar la grandeza del lugar y ubicar poco a poco la cantidad de sierra y picos que se divisan.
Ya que iniciamos el paseo tarde y teníamos dudas de subir hasta aquí por el mal tiempo, no nos pudimos acercar hasta el famoso  paso volado, por lo que ya tenemos excusa para volver a este maravilloso lugar
 Durante el descenso el cielo se abrió lo que nos permitio ver aun mejor todos los alrededores, así como las navas de San Pedro en todo su esplendor , y las navas de vado carretas con sus despoblados chopos rodeando el Guadalentín.
Solo queda seguir los mismos pasos y llegar al coche después de otro gratificante día que esta sierra nos ofrece.



Comenzamos por un viejo camino
Cruzando el Rió Guadalentin
Dejamos vado carretas
Cerca de poyo Tribaldo
Ruinas del cortijo de poyo Tribaldo
Ascenso arropados de vegetación mediterranea

Abajo la cerrada de la Canaliega y el cortijo del Raso del Peral
Pinos de gran porte
La  senda buscando el paso mas asequible

Bonito pino detrás el calar de Juana
Pasamos junto unas antenas cerca de la Sabinilla

Espectacular pino
Tranco del lobo
En la repisa de los Maquis
Otra perpectiva de la repisa de los Maquis
Profundos cortados
Nos encaminamos de vuelta

Pinos laricios

Preciosas vistas de vuelta
Cañón del arroyo de los tornillos de Gualay.

Llanada de vado Carretas
Vado Carretas
Río Guadalentin
Casi al final, José controlando los km.

3 comentarios:

  1. Ruta impresionante donde las haya ¿Verdad?

    ResponderEliminar
  2. Gracias por contarnos la historia y por las maravillosas fotos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Pepe, vaya una ruta bonita, con los cortados espectaculares y esos pinos tremendos de grandes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar